La Iglesia de la Cienciología: una supuesta religión denunciada como secta | Enterarse

La Iglesia de la Cienciología: una supuesta religión denunciada como secta

2019/09/11 18:00

Por: Enterarse

Equipo de investigación

Reuters

Desde su creación en diciembre de 1953, la Iglesia de la Cienciología se ha encargado de reclutar seguidores definiéndose como “una religión nueva que ofrece una ruta precisa que conduce a una completa y certera comprensión de la verdadera naturaleza espiritual de cada uno, de la relación de uno consigo mismo, con la familia, los grupos, la humanidad, todas las formas de vida, el universo material, el universo espiritual y con el Ser Supremo”.

Sin embargo, en el 2015, HBO publicó un documental titulado “Going Clear: Scientology and the Prison of Belief” (Cienciología: La verdad sobre una mentira), en el que se recoge el testimonio de exmiembros que aseguran haber sido víctimas de abusos ―físicos y psicológicos― en la llamada Iglesia, que ellos consideran una secta. A la par, varios de sus representantes internacionalmente más conocidos ―como Tom Cruise y John Travolta― han defendido lo que para ellos es la religión que guía sus vidas.

¿Qué es la Cienciología? ¿Es realmente una Iglesia? ¿Cuándo se formó? ¿Cómo funciona?

¿Qué es la Cienciología? (Scientology)

Desarrollada en diciembre de 1953 por el escritor estadounidense de ciencia ficción Ronald Hubbard, se define en su página web como una nueva religión basada en “el estudio y manejo del espíritu en relación consigo mismo, los universos y otros seres vivos”. La palabra Scientology, según su portal online, viene del latín scio, que significa “saber, en el más amplio sentido de la palabra”; y de la palabra griega logos, que significa “estudio de”. Juntas, de acuerdo al portal de la Cienciología, significan “saber cómo saber”.

Hubbard, quien falleció en enero de 1986, ha basado la Cienciología en tres supuestas verdades fundamentales: el hombre es un ser espiritual, su experiencia va mucho más allá de una sola vida y sus capacidades son ilimitadas, aun cuando en la actualidad no se dé cuenta. El propósito de la Cienciología es “capacitar al hombre para que mejore su destino por medio de la comprensión”.

(Ronald Hubbard en 1950. Foto: Los Ángeles Times)

La Cienciología, a pesar de ser considerada por sus miembros como una religión, no tiene un concepto desarrollado de algún dios o ser supremo. Tampoco cuenta con un dogma sobre la divinidad que impone a sus miembros. Más bien, la Cienciología espera que cada individuo llegue a su propio entendimiento del ser supremo.

Antecedentes y orígenes

En el plano espiritual, según su sitio web, “sus raíces están en las más profundas creencias y aspiraciones de todas las grandes religiones. Abarca una herencia religiosa tan antigua y tan variada como el hombre mismo”.

El origen de la Cienciología se remonta a la década de 1950, cuando Ronald Hubbard publicó su libro “Dianética: La ciencia moderna de la salud mental”, que apareció en la lista de los libros más vendidos de The New York Times durante 26 semanas consecutivas. Al mismo tiempo, el escritor, junto a un abogado, un publicista, un doctor y un ingeniero, formaron el Establecimiento de Investigación de Dianética (HDRF).

La Dianética buscaba responder la pregunta de quién o qué estaba haciendo funcionar la mente. En este camino de “descubrimiento básico y elemental del espíritu humano” nació la Cienciología. Y con ello, grupos de estudiantes viajaron de todo el mundo a Phoenix, Arizona, donde Hubbard daba clases y conferencias sobre la Cienciología.

Al regresar a sus países, estas personas formaron grupos basados en esta supuesta religión. Es así que, en febrero de 1954, un grupo de “scientologists” (cienciólogos) formó la primera Iglesia de la Cienciología. Desde allí en adelante se expandió mundialmente.

Las creencias de la Cienciología

Las creencias que guían la Cienciología hasta el día de hoy son las mismas que fueron escritas por Hubbard. A diferencia de religiones como la católica, la Cienciología no fundamenta sus enseñanzas en un dios supremo, sino en supuestamente ayudar a sus miembros a entender su esencia espiritual y sus habilidades.

En este sentido, las escrituras del creador de la Cienciología hablan del “thetán”, un concepto similar al del alma. Hubbard, en sus libros, escribe sobre la experiencia de la “exteriorización”. ¿Qué es esto? Es la separación del cuerpo y la conciencia individual. Para la Cienciología, el thetán es el “yo básico” y la fuente de vida de cada uno de nosotros. A diferencia de lo que indica la psicología contemporánea, para la Cienciología la mente no es un producto del cerebro, sino que pertenece al thetán que es un ente no físico: “El thetán usa su mente al manejar la vida y el universo físico. El cuerpo (incluyendo el cerebro) es el centro de comunicación del thetán. Es un objeto físico, no el ser mismo”, explica este grupo en su web.

El concepto de thetán también es importante porque, según Hubbard, explica los males físicos y mentales que sufrimos los seres humanos. ¿Cómo ocurre esto? Según la Cienciología, en la Tierra existen thetanes sin cuerpo (espíritus descarnados) que, cada vez que nace un ser humano, se introducen en él (pueden ser uno o varios). Estos thetanes tienen lo que Hubbard denominó “engramas”, que son imágenes mentales negativas que afectan las vidas de los sujetos a los que se adhieren. Estos thetanes, asimismo, habrían tenido alguna vez cuerpos físicos, pero habrían sido separados de ellos de manera deliberada hace 75 millones de años por las fuerzas de un líder alienígena llamado Xenu. Haciendo una analogía, podemos decir que son almas inmortales que habitan en la Tierra.

Todo esto puede sonar un poco extraño, pero la idea básica es que la Cienciología promete ayudarnos a “expulsar” estos thetanes que tenemos en nuestro cuerpo. La Cienciología busca que sus miembros se conviertan en lo que denominan “thetán operante”. ¿Qué significa esto? Según la Iglesia de la Cienciología, un thetán operante es alguien que puede vivir como ser espiritual, “que puede manejar cosas sin tener que usar un cuerpo físico”.

A pesar de las promesas de la Cienciología, varios exmiembros han denunciado a esta institución por haberles generado problemas de salud. Hana Eltringham, por ejemplo, llegó a ser reconocida como “ciencióloga superior” pero años después contó que sufrió depresión durante su etapa en la organización de Hubbard.

“No podía entender cómo es que podía tener todos estos espíritus de personas muertas pegados a mi, encima de mi, dentro de mi. (...) Esos años de introspección me llevaron eventualmente a considerar sinceramente que yo era tan mala que no podía confrontar lo mala que era. No lo sabía en ese momento pero sufrí una depresión que duró años. (...) Tenía que encontrar espadas clavadas en mi. Espadas hipotéticas, espadas imaginarias que me causaban todo ese daño”, contó al documental de HBO en referencia a los supuestos thetanes sin cuerpo.

La situación de la Cienciología fuera de Estados Unidos

En sus inicios, los primeros países en los que había grupos de Cienciología fueron, además de los Estados Unidos, Venezuela, Reino Unido, Sudáfrica, España, Suecia y Australia. Sin embargo, en 1970 la Corte Suprema del Reino Unido declaró en una sentencia que la Cienciología no era una religión debido a que no reverenciaba a ningún dios o ser supremo. Dos años antes, el ministro británico de Salud, Kenneth Robinson, había declarado que “la Cienciología es perjudicial para la sociedad y constituye un peligro para todos aquellos que se sometan a sus preceptos”.

La posición de la Corte Suprema británica cambió en el 2013, cuando revocó la sentencia pasada y alegó que no reconocer a la Cienciología como religión “significaría una forma de discriminación religiosa inaceptable en la sociedad de hoy”.

En Alemania, asimismo, el gobierno federal no reconoce a la Cienciología como una religión, sino que la monitorea constantemente por medio de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución, un órgano de inteligencia policial.

Para 1977, y con más de 674 mil seguidores en Europa, la Cienciología ya estaba bajo investigación judicial por las autoridades de Francia, Estados Unidos y Suiza. En Milán, la Iglesia de la Cienciología enfrentó un proceso judicial que duró dos décadas y en el que fue acusada de ser una organización criminal cuyos miembros practicaban ―entre otras cosas― el delito de fraude. El proceso judicial culminó en el 2000, cuando la Corte de Apelaciones de Milán reconoció a la Cienciología como una religión. En Francia, si bien la Cienciología no fue prohibida, fue condenada en el 2009 a pagar multas por un total de US$ 900 mil por "estafa en banda organizada".

(Entrada de la Oficina Europea de Asuntos Públicos y Derechos Humanos de la Iglesia de la Cienciología en Bruselas, Bélgica. Foto: Reuters)

Por su parte, la American Psychological Association (APA) señaló, en 1950, que no se podía determinar “la validez final de las afirmaciones hechas por el autor de Dianetics”. Esto porque las afirmaciones comprendidas en el libro escrito por Hubbard “no están respaldadas con evidencia empírica del tipo requerido para el establecimiento de generalizaciones científicas”. La APA sigue sin considerar a la dianética como una práctica válida.

Testimonios de exmiembros de la Cienciología

El documental mencionado anteriormente cuenta, entre otras cosas, el testimonio de cientos de exmiembros de la Cienciología que han denunciado abusos físicos y psicológicos al interior de la organización. Además, el filme también hace mención de los privilegios fiscales de los que goza el grupo por ser reconocido como Iglesia, lo cual les ha permitido acrecentar su patrimonio.

En el 2009, Paul Haggis, quien perteneció a la organización durante 35 años, escribió una carta de renuncia a la Cienciología y esta se filtró a la prensa. En la misiva, el también ganador de un Oscar manifestó su indignación con la agrupación por sus políticas impuestas y por haber negado la existencia de prácticas de desconexión. Esto último hace alusión a una de las máximas de la Cienciología, la cual ordena que cualquier miembro de la organización debe cortar vínculos con todo aquel que hable mal de esta religión (lo que muchas veces implica a padres, madres o hijos).

Más adelante, en el 2012, Tom Cruise, otra de las figuras más representativas de la organización, anunció su separación de la actriz Katie Holmes y confesó que la Cienciología era el motivo de su divorcio. Tiempo después, Holmes dijo a la prensa que había temido por la seguridad de Suri, la hija que tienen en común. Al día de hoy, Cruise no ve a su hija porque la Iglesia de la Cienciología se lo ha prohibido.

Actualmente, el foco se ha vuelto a poner sobre esta Iglesia luego de que Sam Domingo (nuera del reconocido tenor Plácido Domingo), revelara cómo fue su vida dentro de la organización a la que perteneció por 22 años. En la entrevista que tuvo Sam Domingo con el Daily Mail, afirmó que tanto sus hijos, como los hijos de las demás celebridades, son “adoctrinados”. Domingo se refirió específicamente a Isabella, una de las hijas de Tom Cruise, que estaría siendo “usada” como la “chica del cartel” de la Cienciología, en Londres.

La nuera del tenor contó que, luego de la separación de Cruise con Nicole Kidman en el 2001, la iglesia comenzó el supuesto adoctrinamiento de odio hacía Kidman. Es así que, según su versión, los dos hijos adoptivos de la actriz (Isabella y Connor Cruise) tienen prohibido verla desde que esta se separó de Cruise. “Sé las técnicas que utilizaron. Sé lo que les hizo el segundo mando, Marty Rarthbun, quien les hizo creer que debían ignorar y aislar a su madre por ser considerada ‘una persona supresiva’”.

Otro episodio contado por Domingo es sobre la muerte del hijo de John Travolta, Jett, en enero del 2009. De acuerdo con el testimonio de Sam, Jett (16) sufrió un ataque al corazón durante unas vacaciones familiares en Bahamas. Según cuenta Domingo, Travolta realizó un ritual con el que intentó volver a introducir el espíritu de Jett en su cuerpo. Esto, debido a que los cienciólogos creen que cuando una persona muere, su espíritu puede ser devuelto al cuerpo de un bebé recién nacido y, de alguna manera, “revivirlo”.

Resumen

- La Cienciología ha sido investigada en países como Francia, Reino Unido e Italia.

-Varios exmiembros de la organización han denunciado haber sufrido violencia física y psicológica al interior de la autodenominada Iglesia.

- Una de las máximas de la Iglesia de la Cienciología es la desconexión con cualquier persona que hable mal de su religión.

- Pese a que Cienciología promete mejorar la salud mental de sus miembros, la Asociación Americana de Psicología (APA) no reconoce sus técnicas como válidas.

- La Iglesia de la Cienciología ha sido multada en Francia por "estafa en banda organizada".

Por: Enterarse

Equipo de investigación

Buscar más de


Mundo