Una oportunidad para transparentar el mercado de medicamentos en Perú y el Reino Unido - por Julio Clavijo | Enterarse

Una oportunidad para transparentar el mercado de medicamentos en Perú y el Reino Unido - por Julio Clavijo

2020/01/28 18:00

Por: Julio Clavijo

Columnista

Reuters - Ints Kalnins

Enterarse no emite opiniones. Los columnistas son responsables de lo que esté publicado en esta sección.


Las enfermedades no esperan, pero los gobiernos parecen no entenderlo. En Perú y Reino Unido, el acceso a medicamentos y la aprobación de nuevas alternativas se mantienen como uno de los principales problemas del sector de la salud.

Cada año, en el Reino Unido, la agencia regulatoria de medicina y productos de salud (MHRA por sus siglas en ingles), aprueba docenas de medicinas para su uso a nivel nacional. Esto incluye las nuevas medicinas patentadas y las genéricas de bajo costo.

Sin embargo, luego de Brexit, la MHRA tendrá más trabajo en este proceso debido a que la agencia europea de medicamentos (EMA) dejará de hacerse responsable de algunos de los pasos de aprobación de medicamentos innovadores para Reino Unido.

De igual forma, en Perú, los obstáculos y costos relacionados a la formalidad para acceder al mercado de medicamentos es sumamente elevada, con una excesiva tramitología y un sistema desactualizado y turbio que deja a los pacientes en la oscuridad sin alternativas de manera oportuna para su salud. En la actualidad, se calcula que US$200 millones de medicamentos informales se mueven en el Perú de acuerdo con un estudio encargado por el ComexPerú.

Adicionalmente, alrededor del 55% de los medicamentos adulterados son vendidos en establecimientos farmacéuticos debido a la falta de acceso a información y trazabilidad en los procesos, de acuerdo a lo reportado por la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid).

La falta de transparencia y acceso a la información sobre los diversos medicamentos disponibles, al igual que su origen, trazabilidad y estado de aprobación de patentes, se encuentra entre las principales causales de los problemas que vive el sector salud, tanto en Reino Unido como en Perú.

Durante el 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) adoptó una resolución que insta a los gobiernos de sus países miembros a promover la transparencia en sus mercados farmacéuticos y de la salud, incluyendo la solicitud de dar acceso público a mayor información acerca de las medicinas disponibles y en desarrollo. Esta resolución, procura eliminar aquel secretismo que actualmente existe en la industria sobre su oferta disponible y las patentes o nuevos tratamientos que se encuentran en estado de aprobación para el uso general de las personas con problemas de salud.

La tendencia internacional hacia la transparencia y acceso público a la información vía la digitalización debería ser una oportunidad para resolver algunos de estos problemas. Entre estas mejores prácticas, se incluye información sobre el estatus de los medicamentos en sus distintas fases de aprobación, producción y tiempos para su disponibilidad en el mercado. En este sentido, Canadá demuestra ser un excelente ejemplo.

La regulación canadiense de medicamentos permite el oportuno acceso a la información para los usuarios y pacientes sobre sus alternativas dentro del sistema de salud para evitar problemas de acceso y adulteración de los medicamentos disponibles. La legislación vigente también permite que el Estado sea el principal responsable al liderar un proceso más transparente y funcional dentro del proceso de aprobación de medicamentos para consumo en el mercado.

Otras mejores prácticas incluyen también a Singapur, que posee un sistema abierto de información al igual que otros países desarrollados. En dicho sistema, a través de la digitalización de los procesos de aprobación de los medicamentos, el Estado revisa de manera eficiente la situación de patentes y aprobación de medicamentos previo a su comercialización.

Este tipo de iniciativas permiten que los mercados funcionen de mejor manera, evitando la adulteración de medicamentos, reduciendo los costos de comercialización y los precios de venta al público.

Un gobierno abierto y una cultura de acceso a información de manera transparente con los pacientes y usuarios del sector debería ser priorizada como política de Estado tanto en Perú como en Reino Unido. De igual forma, Italia y Francia también se encuentran entre la lista de países que carecen de una base de datos de fácil acceso sobre la oferta, origen, disponibilidad y patentes de medicamentos en sus respectivos países.

El acceso a la información y transparencia en el mercado de medicamentos aceleraría el proceso de aprobación de medicinas genéricas de bajo costo, que podrían salvar de manera inmediata una cantidad importante de vidas. Por este motivo, se vuelve indispensable que los usuarios y los pacientes tanto en Perú como en Reino Unido, soliciten la implementación de una base de datos en línea de acceso público que permita conocer en tiempo real el status y disponibilidad de los distintos medicamentos disponibles. Esto reforzaría una cultura de prevención y permitiría a los pacientes, profesionales de la salud, proveedores de la industria farmacéutica y establecimientos farmacéuticos acceder a información relevante para evitar problemas de desabastecimiento, abuso de precios o adulteración de los medicamentos utilizados.

En este sentido, se puede encontrar ejemplos como Amazon, TripAdvisor y Ocado, donde se puede acceder a información detallada y clara sobre cada producto. Algo similar se podría hacer en el sector salud, es decir, que el usuario pueda encontrar información fidedigna sobre medicamentos, su disponibilidad, origen y estado del medicamento en caso de patentes de una forma amigable y comprensible. En tal escenario, resultaría imperativo que la administración pública traiga consigo mayor transparencia e información en tiempo real a los pacientes y profesionales de la salud. Cualquier retraso en nuestros sistemas de salud se traducen en una reducción en la calidad de vida y en pleno siglo XXI conocido como la era de información nos merecemos algo acorde a los tiempos que vivimos.

Por: Julio Clavijo

Columnista

Buscar más de


Opinión