¿Quién gobierna Irán? Así es la teocracia de los Ayatolás | Enterarse

¿Quién gobierna Irán? Así es la teocracia de los Ayatolás

2020/03/16 11:00

Por: Enterarse

Equipo de investigación

Líder supremo de Irán, Alí Jomeini. Foto: Reuters

Los últimos acontecimientos en el Medio Oriente seguramente te han hecho preguntarte por Irán. ¿Por qué este país es enemigo de Estados Unidos y de sus aliados Israel y Arabia Saudita? ¿En qué se distingue de otros países del Medio Oriente?

Irán: país musulmán, pero no árabe

Cuando se habla de Irán, suele haber confusión incluyéndose a este país dentro del saco de “los países árabes”. Esto es un error, ya que “árabe” es una designación enfocada principalmente en el idioma.

De acuerdo con el internacionalista y profesor de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, Ariel Segal, árabes son quienes hablan árabe, además de los habitantes y descendientes de los habitantes de la Península Arábiga, en donde surgió el Islam en el siglo VII d.C. Aunque los árabes hablan el mismo idioma, existe gran diversidad étnica entre los pueblos que hablan los distintos dialectos de esta lengua.

Irán pertenece al mundo islámico, pero sin ser un país árabe. Irán, al igual que Turquía y Afganistán, es un país musulmán, pero no árabe. En Irán se habla el persa, en Turquía se habla el turco y en Afganistán el afgano. Entonces, ser musulmán no es lo mismo que ser árabe. Incluso, existen árabes cristianos, como los palestinos que migraron a Latinoamérica o los ciudadanos árabes del Estado de Israel. En el caso del término “musulmán”, este hace referencia a una persona que cree en el islam.

(Mapa de Irán. Fuente: GoogleMaps)

El antiguo nombre de Irán era Persia y su capital, la antigua ciudad de Teherán, es la histórica Persépolis (del griego “ciudad persa”). Como dato interesante, en el territorio del actual Irán, existió el Imperio Aqueménida, que se enfrentó a las ciudades Estado griegas (principalmente Esparta y Atenas) en las llamadas Guerras Médicas. “300”, popular película estrenada en el 2006, recrea, desde una perspectiva fantástica, una de las batalla más famosas de esta guerra, la Batalla de Las Termópilas.

Ahora bien, Irán, como Estado musulmán, es el principal Estado chiíta del mundo. ¿Qué significa esto? En el mundo islámico existe una gran división entre sunitas y chiítas. Veamos esto más al detalle.

¿Quiénes son los sunitas y los chiítas y cómo se produjo esta división?

Tras la muerte de Mahoma, el último de los profetas del islam (religión que incluye a Adán, Noé, Abraham, Moisés, Salomón y Jesús como profetas), en el año 632 d.C, los musulmanes no se pusieron de acuerdo acerca de quién debía ser el califa (líder). Este desacuerdo produjo una fractura entre los seguidores del islam.

Por un lado, estaban los musulmanes partidarios del primo y yerno de Mahoma, Alí ibn Abi Talib, quienes fueron denominados chiítas, del árabe “partidarios de Alí”. Por otro lado, estaban los partidarios del suegro de Mahoma, Abu Bakr, quienes fueron denominados sunitas, nombre que proviene de una compilación de textos sagrados denominada Sunna.

Tal fue el origen de los sunitas y chiítas, una división que ha llevado a guerras al interior del mundo islámico y a la rivalidad y la tensión entre Arabia Saudita, la principal potencia sunita, que además es aliada de Estados Unidos, e Irán, principal potencia chiíta, aliada de Rusia y China.

En el mundo islámico, los chiítas constituyen entre el 10% y el 20% de los musulmanes, mientras que los sunitas constituyen entre el 75% y el 90% de seguidores de esta religión.

Ahora bien, tengamos en cuenta que esta gran diferencia porcentual no es tan abrumadora en el Medio Oriente, sino que ocurre porque los musulmanes sunitas se expandieron más por el mundo. Así, el sunismo constituye la forma de islam que se profesa en regiones como el norte de África o países como Pakistán e Indonesia (el país con más musulmanes del mundo), Estados con poblaciones que superan los 200 millones de habitantes.

La República Islámica de Irán

Irán, oficialmente denominada República Islámica de Irán, es un Estado teocrático regido por la sharia (“el camino”), esto es, la ley islámica. La sharia, sin embargo, no se reduce a un conjunto de normas legales, sino que se trata de un código moral cuyo objetivo es guiar la vida de los musulmanes tanto en la esfera pública como la privada. Está basada principalmente en el Corán, el libro sagrado del islam, y en la Sunna, una compilación de textos sagrados con enseñanzas de Mahoma.

(Emblema nacional de Irán, significa “Alá”)

Por este motivo, cuando un Estado se rige por la sharia o la adopta como su única norma oficial, la religión regula todos los aspectos de la vida de sus ciudadanos. Así, el islam determina las normas con relación al culto, la moral y todo lo que está permitido y prohibido en los Estados que se rigen por la sharia.

Ahora bien, la sharia no se aplica de igual manera en todos los países musulmanes, sino que regula en mayor o menor medida la vida de los habitantes dependiendo del país. Además, la aplicación de la sharia no está ligada necesariamente a un tipo de gobierno. La sharia rige desde monarquías absolutas como las sunitas Arabia Saudita, Omán o Qatar hasta Estados oficialmente presidencialistas como Sudán y Nigeria.

¿Cómo se sanciona la vulneración de las normas establecidas en la sharia? La aplicación de la sharia depende del país del que hablemos y los castigos que implica su vulneración son diversos. Muchas veces, incluso, los castigos implican castigos corporales y no el encarcelamiento. Así, por ejemplo, tenemos la muerte por lapidación, la decapitación, los latigazos, las mutilaciones, etcétera. Estos castigos se imponen por cometer adulterio, ser homosexual, robar, abandonar el islam, blasfemar, o hasta beber alcohol. Muchos de los castigos mencionados están vigentes en Irán, donde, por ejemplo, el adulterio y la homosexualidad se castigan con hasta con la muerte.

Actualmente, organismos internacionales de derechos humanos, como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, denuncian que en la República Islámica de Irán existe una sistemática violación de derechos fundamentales.

De acuerdo con ranking de libertad personal del Fraser Institute, Irán se encuentra en el puesto 156 de un total de 162 países. El régimen se caracteriza por vulnerar sistemáticamente derechos como la libertad de expresión, el debido proceso y por reprimir a los homosexuales y segregar a las mujeres.

Un elocuente ejemplo de esta realidad fue el caso de los seis jóvenes condenados a prisión y a 91 latigazos por hacer un video con la canción “Happy”.

¿Quién gobierna en Irán?

A partir de la Revolución Islámica de 1978-1979, el sistema monárquico iraní fue sustituido por un régimen teocrático (la religión determina la política del Estado). Actualmente, el jefe de Estado en el país es el líder supremo de Irán. Este cargo tiene entre sus atribuciones el ser el guía religioso del régimen, emitir decretos para referéndum, ser comandante de las fuerzas armadas y declarar la guerra y la paz, evaluar a los candidatos a la presidencia de la república islámica, destituir al presidente en caso de incumplir la sharia, entre otros.

Actualmente, el cargo de líder supremo es ejercido por el Gran Ayatolá Alí Jamenei desde 1989, año en que murió el Gran Ayatolá Ruhollah Jomeiní. ¿Quién fue el Gran Ayatolá Ruhollah Jomeiní? Fue el líder de la Revolución Islámica y gobernó el país desde la caída del Sha Reza Pahlavi hasta su muerte 10 años después.

(A la izquierda, Ayatolá Jomeiní, líder de la Revolución Islámica. A la derecha, Alí Jamenei, actual lLíder Supremo de Irán. Fotos: Mohammad Sayyad y khamenei.ir)

¿Quién era el sha y qué es un Gran Ayatolá? El sha era el monarca de Irán. Por otro lado, para explicar qué es un Gran Ayatolá, previamente debemos explicar qué es un ayatolá.

Los ayatolas son clérigos chiítas expertos en estudios islámicos, en filosofía, en lectura e interpretación de textos sagrados y en legislación islámica. Estos religiosos son formados en seminarios islámicos denominados Hawzas y adquieren la jerarquía de Gran Ayatolá o Marya Taqlid (“religiosa referencia”) cuando son ayatolás de prestigio y si han publicado al menos una obra sobre alguna de las grandes materias islámicas, desde mística hasta reparto de herencias y divorcios.

En conclusión, un Gran Ayatolá es el clérigo con la mayor jerarquía religiosa en el islam chiíta. Este grado jerárquico es ejercido por más de 80 clérigos chiítas en el mundo, la mayoría en Irán, Irak e India. Estos líderes religiosos poseen gran autoridad política, moral e incluso legal, por lo que son figuras de gran influencia en el mundo chiíta.

Ahora bien, además del cargo de líder supremo de Irán, está el de presidente de Irán. Este cargo es ocupado, desde el 2013, por otro religioso: Hassan Ruhani. Este político estudió derecho constitucional en Inglaterra y habla inglés, alemán, francés, ruso y árabe. El presidente de Irán tiene el segundo cargo más alto en el país y es elegido por votación popular. El presidente tiene entre sus atribuciones elegir a los ministros, suscribir acuerdos internacionales, preparar el presupuesto nacional, entre otras cosas, todas sujetas a la aprobación del líder supremo.

(Hassan Rouhani, presidente de Irán. Foto: Reuters)

Irán es un país que nunca ha vivido una plena democracia. Antes del triunfo de la Revolución Islámica, el país era una monarquía autoritaria. El último sha (título que se otorgaba al monarca iraní) fue Reza Pahlevi, quien intentó modernizar y occidentalizar el país mediante una serie de reformas conocidas como la Revolución Blanca.

El régimen era autoritario y organismos del Estado, como la SAVAK (policía secreta del régimen), oprimían a los opositores mediante la tortura y el asesinato; sin embargo, el triunfo de la Revolución Islámica supuso la imposición de la ley islámica y la agudización de las violaciones de los derechos humanos.

A continuación, veremos las razones que hacen relevante a Irán en el plano internacional: su importancia para la producción mundial de petróleo y el desarrollo de su programa nuclear.

Petróleo y programa nuclear

Irán es el sexto productor mundial de petróleo y el cuarto con más reservas probadas de un total de 215 países. Asimismo, la ubicación de este país es estratégica.

Irán controla el Estrecho de Ormuz, el paso marítimo de entrada al Golfo Pérsico, que en su punto más angosto es de 39 kilómetros. Se trata del estrecho más importante para la producción petrolera mundial ya que por allí se transporta el equivalente al 21% del petróleo líquido que se consume en todo el planeta.

(El Estrecho de Ormuz, es el paso marítimo al Golfo Pérsico. Imagen: Google Earth)

El Golfo Pérsico da acceso al mar a varios Estados petroleros: Arabia Saudita, Irán, Irak, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Catar y Omán. En caso de conflicto bélico, el Estrecho de Ormuz podría ser bloqueado, lo que ocasionaría una crisis mundial, debido a que se asfixiaría buena parte del comercio de crudo mundial.

El programa nuclear de Irán es otro aspecto que genera tensión. El posible desarrollo de armas nucleares afecta seriamente las relaciones internacionales en el Medio Oriente. Esto es algo que tiene implicancias a nivel global, debido al tema petróleo y al control iraní del Estrecho de Ormuz.

Si Irán adquiere poder nuclear afectaría el equilibrio de poderes en la región; Irán es un enemigo declarado de EEUU y de sus dos principales aliados en Medio Oriente, Israel y Arabia Saudita. Además, es un Estado regido por la sharia, que vulnera sistemáticamente derechos humanos y que apoya a movimientos terroristas (principalmente Hezbolá).

Esta situación explica el llamado Plan de Acción Integral Conjunto del 2015, más conocido como el “Acuerdo nuclear con Irán”. Este acuerdo, suscrito entre Irán y varios países, entre los que destaca Estados Unidos (bajo el gobierno de Barack Obama, quien lo impulsó desde el 2013), estableció límites para el enriquecimiento de uranio de Irán. Así, la nación iraní se comprometió a no tener en funcionamiento más de 5.060 centrifugadoras de uranio IR-1 durante los siguientes 10 años, y a permitir inspectores internacionales a cambio del levantamiento de sanciones económicas paralizantes.

Las centrifugadoras de uranio son máquinas que separan y recogen el uranio-235. ¿Qué es el uranio-235? Es un isótopo que posee la capacidad de generar una reacción en cadena de fisión nuclear, es decir, un elemento con el que se desarrollar una bomba atómica. ¿Y qué es un isótopo? Los isótopos son átomos de un mismo elemento de la tabla periódica, pero que tienen una cantidad distinta de neutrones (los átomos están compuestos de neutrones, protones y electrones).

Para el 2012, Irán contaba con más de 5 toneladas de uranio enriquecido al 3.5%. La mayoría del uranio en la Tierra tiene una concentración de uranio-235 de menos del 1%. En la naturaleza, el uranio está compuesto mayoritariamente por el isótopo u-238. Sin embargo, para desarrollar armas nucleares se necesita lograr una concentración de uranio-235 de al menos el 90%. En el gráfico de abajo podemos ver el proceso de enriquecimiento del uranio, que implica aumentar la proporción de uranio-235 respecto al uranio-238.

ENTÉRATE DE MÁS: Energía nuclear: una alternativa menos peligrosa de lo que se cree

El programa nuclear de Irán ha desatado una guerra indirecta, o “guerra subsidiaria”, entre este país e Israel. Así, Israel ha bombardeado bases iraníes en Irak y ha asesinado científicos nucleares iraníes.

¿En qué estado se encuentra el Acuerdo Nuclear con Irán? Tras el asesinato del general iraní Qassem Soleimani, uno de los hombres más poderosos e importantes de Irán, en un ataque perpetrado y reivindicado por el gobierno de Donald Trump, el régimen iraní anunció que ya no limitará el enriquecimiento de uranio. A lo anterior se suman las recientes declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, quien anunció que el país se retiraría del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (al que se unió en 1970) si el Consejo de Seguridad de la ONU aborda los incumplimientos de Irán al Plan de Acción Integral Conjunto.

Para situar en contexto, el 27 de diciembre del 2019 fuerzas proiraníes atacaron una base militar iraquí con presencia estadounidense. En el ataque murió un contratista estadounidense, es decir, un civil que presta diversos tipos de servicio en aquella zona (los mercenarios son contratistas, por ejemplo).

Tras el ataque, Estados Unidos respondió el 29 de ese mes atacando a fuerzas de Hezbolá, una organización terrorista libanesa, chiíta y proiraní con presencia en Irak. Pocos días después, el 03 de enero del 2020, Estados Unidos asesinó en un bombardeo al general iraní Qassem Soleimani, comandante en jefe de la Fuerza Quds, una rama de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, esto es, el ejército iraní. La Fuerza Quds existe desde 1979 y ha estado operando entre Irak y Siria en el contexto de la guerra Civil Siria y la lucha contra el Estado Islámico.

Tras la muerte de Soleimani, Irán respondió atacando con misiles balísticos bases estadounidenses en Irak el 08 de enero del 2020. Sin embargo, no se reportaron bajas estadounidenses.

Resumen:

- Irán, la antigua Persia, es un país musulmán que no pertenece al mundo árabe.

- Irán es el principal Estado chiíta del mundo islámico.

- Tras el triunfo de la Revolución Islámica (1979), el país se convirtió en una República Islámica.

- En Irán la principal autoridad es el líder supremo, cargo ejercido por el Ayatolá Jamenei. La segunda autoridad en el país es el presidente, cargo ejercido por el clérigo y abogado Hasán Ruohani.

- En Irán impera la sharia, esto es, la Ley Islámica, una serie de normas fundamentadas en el Corán y otros textos sagrados.

- El programa nuclear de Irán y su posición estratégica con respecto al petróleo generan tensión en el Medio Oriente.

- Los principales enemigos de Irán son Estados Unidos y sus principales aliados del Medio Oriente: Israel y Arabia Saudita.

Por: Enterarse

Equipo de investigación

Buscar más de


Mundo