¿Qué es el fracking y cuál es su impacto? | Enterarse

¿Qué es el fracking y cuál es su impacto?

2020/03/19 11:00

Por: Enterarse

Equipo de investigación

Reuters

En las décadas pasadas la industria extractiva de los Estados Unidos empezó a usar una técnica especial para extraer hidrocarburos como el gas natural o el petróleo: el fracking. De hecho, el uso de esta técnica ha sido una de las razones por las que este país aumentó su producción y contribuyó a la caída del precio del petróleo. Pero ¿qué es el fracking?

¿Qué es el Fracking?

El fracking es un método para extraer gas o petróleo del subsuelo. Su nombre viene del inglés hydraulic fracturing que significa fracturamiento hidráulico. Este método se ha usado en los Estados Unidos desde 1947 y ha producido más de siete mil millones de barriles de petróleo y 600 billones de pies cúbicos de gas natural según la Asociación Independiente de Petróleo de América. ¿En qué consiste esta técnica?

Para entenderlo, es bueno saber cómo se forma naturalmente el petróleo o el gas natural. Como explica la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de las Naciones Unidas, el origen de los hidrocarburos, como el gas natural y el petróleo, son los restos de animales y plantas (principalmente plancton) sepultados que, debido al calor y la presión del entierro, se convierten en hidratos de carbono.

Ahora, a veces el gas y el petróleo se encuentran en formaciones rocosas llamadas “lutitas” o en inglés shale. Este tipo de roca es porosa; es decir, tiene pequeños bolsillos donde, por ejemplo, el gas puede quedar atrapado.

(Foto: Pablo Alberto Salguero Quiles)

Como explica la CEPAL, a este tipo de gas remanente atrapado en la roca se le llama shale gas o gas de lutita. Esto también puede suceder con el petróleo. Por esta razón, es necesario un método especial para extraer los recursos atrapados en este tipo de rocas. A este método se le conoce como fracking.

El fracking consiste en inyectar un fluido, compuesto principalmente por agua, a alta presión en estas formaciones rocosas con la finalidad de abrir fisuras para que pueda escapar el gas o el petróleo y así ser extraído del subsuelo.

¿Cómo funciona este proceso? A continuación, te lo contamos

¿Cómo se hace?

Lo primero que debemos saber es que el fracking, por lo general, se combina con otra técnica extractiva: la perforación horizontal. Según afirma la Enciclopedia Británica, la mayoría de formaciones de lutitas se encuentran en grandes extensiones a cientos o miles de metros debajo de la superficie. Si bien es posible acceder a ellas a través de una perforación vertical —es decir, haciendo un hoyo hacia abajo— el método convencional más productivo es hacer una perforación horizontal. ¿Cómo lo hacen?

Marc Lallanilla, magíster en planeamiento ambiental por la Universidad de California Berkeley, afirma para el portal livescience que el proceso del fracking empieza por cavar un hoyo vertical (o en cierto ángulo) desde la superficie hasta una profundidad de 1.6 a 3.2 kilómetros o más. Como explica la Enciclopedia Británica, este hueco pasa por distintas capas de rocas donde se pueden encontrar capas de agua dulce, ya sea de uso privado o público, que puede ser contaminadas. Por esta razón, explica Lallanilla, este foso es encapsulado en acero y cemento para evitar que alguna filtración contamine el agua subterránea.

Ahora, una vez que se llega a la altura donde se encuentra el gas o el petróleo, entonces el pozo empieza a curvarse en 90 grados, tal como se aprecia en el dibujo de abajo. De esta manera, se pasa de una excavación vertical a una horizontal. Este foso horizontal se extenderá por aproximadamente 1.6 kilómetros.

Luego, se introduce una herramienta en el túnel horizontal que dispara una serie de pequeñas cargas explosivas. Estas explosiones producen agujeros en la roca. Una vez que se han realizado estos agujeros, puede empezar el proceso de fracking.

Este proceso consiste en bombear un fluido a altas presiones para fracturar la roca a través de las perforaciones que se hicieron. Según la Enciclopedia Británica, este es una mezcla de 90% agua, menos de 10% de arena y entre un 0.5% y 2% de otros químicos. Estos químicos pueden incluir detergentes, sales, ácidos, lubricantes y desinfectantes. Este fluido, al ser bombeado a grandes presiones, produce fracturas más grandes en la roca, liberando así el gas o petróleo atrapado en la lutita.

Por último, el gas o petróleo liberado es bombeado de vuelta a la superficie junto con millones de galones del fluido usado para fracturar la roca. Cabe resaltar que este fluido, luego del proceso, contiene una serie de contaminantes como metales pesados, toxinas o incluso material radioactivo. Por esta razón, tiene que ser almacenado en pozos en el mismo lugar de extracción o en pozos subterráneos profundos o es llevado a plantas de tratamiento. A continuación, puedes ver un video sobre todo este proceso.

¿Puede ser peligroso el fracking?

Existen críticas en contra del fracking pues se aduce que esta técnica impacta de manera negativa en la salud de las personas o en el medio ambiente. Ahora, según Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental de los Estados Unidos, no sabemos con certeza si existen riesgos para la salud de las personas que viven cerca de los sitios de perforación. De acuerdo con esta institución, los estudios no han mostrado evidencia concluyente respecto a algún posible efecto negativo del fracking en la salud de las comunidades cercanas. A continuación, te presentamos algunos de los argumentos contra esta actividad.

Una forma en que el fracking puede causar un impacto negativo es que afecte la disponibilidad de agua en la zona de la actividad, produciendo que disminuya la cantidad de agua, lo cual traería consecuencias negativas para la población.

Al respecto, un informe de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) sostiene que, salvo ciertas excepciones, el fracking usa relativamente pequeños porcentajes de agua comparados al total de agua usada en la región y a su disponibilidad geográfica. Aun así, la EPA afirma que es posible que esta actividad sí afecte la cantidad y calidad del agua dulce. Es decir, esta actividad podría limitar la cantidad de agua dulce y afectar así a la población. Sin embargo esto ocurriría solo en áreas donde exista mucho consumo de agua para el fracking y pocas reservas de agua.

Otro argumento usado por aquellos que se oponen es la posibilidad de contaminación del agua dulce. Esta contaminación puede ocurrir durante el proceso de extracción o posteriormente con los deshechos líquidos que genera el proceso.

Por un lado, explica la Enciclopedia Británica, los pozos usualmente son perforados cerca de acuíferos. Un acuífero es una capa de rocas que contiene agua, que puede ser extraída cavando pozos. Estas son una de las fuentes más importantes de agua dulce en la tierra. Una posibilidad es que los fluidos usados en la actividad se filtren en ellos, contaminando el agua dulce usada por las personas.

Sin embargo, la Enciclopedia Británica afirma que la mayoría de autoridades ambientales concuerda en que este escenario es poco probable. Por lo general, la profundidad de los pozos para extraer los hidrocarburos es de 1,500 a 2,500 metros, mientras que los acuíferos se encuentran a pocos cientos de metros bajo la superficie. A pesar de ello, sí se han documentado casos de contaminación a raíz de defectos en la cubierta del pozo que permiten que el gas o los fluidos se filtren. En otras palabras, se puede decir que esto no es algo intrínseco a la actividad, sino que se debe a fallas en el sistema.

Por otro lado, también se han casos de derrames durante el mezclado de los fluídos usados en esta actividad. Por ejemplo, la EPA documentó 151 de estos. De ellos, 13 llegaron a cuerpos de agua superficiales. Cabe resaltar que algunos de los agentes usados para crear estos fluidos son tóxicos o cancerígenos. Ahora, es importante recalcar que estos derrames no se deben a algo intrínseco a la actividad, sino a fallas en los equipos o fallas humanas. Según la EPA, estos derrames fueron causados en un 34% por la falla de equipos, en un 25% por errores humanos y en un 30% por derrames en unidades de almacenamiento.

En resumen, si bien esta actividad puede traer beneficios también tiene sus riesgos. Como mencionamos, aún no hay suficientes estudios sobre el tema para determinar qué tan peligrosa es. Sin embargo, podríamos decir que estos riesgos no son generalizados ni son consecuencia necesaria del fracking. En todo caso, se puede decir que, si bien hay riesgos, estos son manejables siempre y cuando la actividad se haga de forma correcta y responsable.

Consecuencias económicas

Si bien esta actividad tiene algunos riesgos para las zonas en donde se desarrolla, también ha traído beneficios para las regiones.

En un estudio de la Universidad de Chicago sobre los impactos económicos del fracking en los Estados Unidos se encontró que, si nos basamos en lo que sabemos actualmente, las comunidades que han permitido el fracking perciben más beneficios económicos que costos.

Los autores encontraron que al considerar variables como sueldos, pagos por regalías, empleo y precios de las viviendas, los hogares percibieron un beneficio económico promedio de US$1,200 a US$1,900. Esto se debe a un aumento promedio del ingreso promedio del 6%, un 10% de aumento en el empleo y un incremento del precio de las viviendas de un 6%.

Resumen

- El fracking es un método para extraer gas o petróleo del subsuelo que se encuentra atrapado entre formaciones de lutita.

- Para ello, se excava un pozo profundo para luego bombear un fluido, principalmente compuesto de agua, para liberar el gas o petróleo atrapado en la roca.

- Una vez liberado, los hidrocarburos son bombeados a la superficie.

- Según un estudio de la Universidad de Chicago, este método ha traído beneficios económicos a las comunidades donde se ha desarrollado esta actividad.

- Con respecto a los riesgos, aún no hay suficientes estudios para determinar qué tan peligrosa es la actividad. Sin embargo, los riesgos encontrados -como la posible contaminación de fuentes de agua- no serían generalizados ni consecuencia necesaria del fracking.

Por: Enterarse

Equipo de investigación

Buscar más de


Mundo