ANÁLISIS: ¿Cómo está enfrentando el mundo las consecuencias económicas del COVID-19? | Enterarse

ANÁLISIS: ¿Cómo está enfrentando el mundo las consecuencias económicas del COVID-19?

2020/03/27 10:00

Por: Enterarse

Equipo de Investigación

Foto: Reuters

En las últimas semanas parecen haber revivido las palabras de Winston Churchill durante su memorable discurso a la Cámara de los Comunes en junio de 1940. Frente a la amenaza del nazismo, Churchill prometía defender su isla sin importar el costo. Ahora, el mundo se ha declarado en guerra contra el COVID-19 y muchas naciones han anunciado que están dispuestas a hacer lo que sea necesario para proteger la economía.

En este contexto, resulta interesante analizar qué medidas se están tomando para mitigar los efectos del virus.

ENTÉRATE DE MÁS: ¿Qué es el nuevo coronavirus y quiénes son los más vulnerables?

Un contexto mundial complicado

Lo que empezó como un problema nacional para China tomó proporciones globales —según Goldman Sachs Group inc., el impacto del virus puede causar una contracción del 1% del PBI mundial— y los gobiernos de todo el mundo están tomando medidas sanitarias cada vez más drásticas que afectan el desenvolvimiento de la economía.

La actividad empresarial está paralizada porque gran parte de la población económicamente activa (PEA) no puede seguir trabajando, la inversión y el gasto se desploman y los mercados experimentan alta volatilidad. Debido a la coyuntura, se han tomado medidas sin precedentes tratando de proteger a individuos y empresas —en especial la pequeña y mediana empresa— para resistir el “apagón” y que no se transforme en una recesión mundial.

China se ha visto duramente golpeada por el COVID-19. Economistas de Goldman comunicaron que su nueva predicción para el crecimiento anual del PBI chino es del 3%, a diferencia del 5.5% que comunicaron anteriormente. Y es que las cifras de ventas de retail, producción industrial e inversión estuvieron muy por debajo de las estimadas. Según Goldman, la meta de aproximadamente 6% de crecimiento que se había planteado China está fuera de alcance. Esto porque, aunque el gigante asiático pueda volver progresivamente a la normalidad, el resto del mundo todavía no puede controlar el avance del virus, que ya se está extendiendo por Estados Unidos y Europa.

Las cifras estimadas de crecimiento de las principales economías del mundo tienen la misma tendencia a la baja. Así, por ejemplo, Goldman espera que en Estados Unidos el "parón" por el COVID-19 cause la caída del consumo de servicios, de la actividad manufacturera y de la inversión en construcción. Solo estos tres sectores tendrían un impacto negativo sobre el PBI estadounidense del 10% en abril (ver gráfico abajo). En total, el reporte de Goldman predice un crecimiento negativo para Estados Unidos de -3.8% para el 2020.

Estas proyecciones se suman al desalentador anuncio del secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, en el que advertía que el desempleo podría pasar de aproximadamente 3.5% —cifra más baja en medio siglo— al 20% dependiendo de la magnitud de los daños del virus, la duración de las medidas sanitarias restrictivas y las acciones que tome el gobierno. Es por eso que el presidente Donald Trump está considerando reabrir la actividad económica del país argumentando que una crisis económica haría más daño que abandonar algunas medidas sanitarias.

En el caso peruano las proyecciones también son negativas; el gobierno revisó las cifras del crecimiento del PBI a la baja pasando de un 4% a 2% debido al impacto económico del virus. Por otro lado, según The Economist, dos trimestres del año tendrían tasas negativas de crecimiento para el PBI peruano.

Para enfrentar la pandemia: las medidas de los gobiernos para ayudar a sus ciudadanos

El gasto público destinado a atender las consecuencias de la propagación del virus varía dependiendo de las capacidades, determinación, etapa de contagio y situación de cada país. En el caso de Estados Unidos, el gobierno busca aprobar un paquete sin precedentes de US$ 2 billones.

Más cerca en la región, Chile anunció un Plan Económico de Emergencia por US$ 11,750 millones que equivale a 4.7% de su PBI, según cifras del Ministerio de Hacienda. 

Por el lado del Perú, el gobierno anunció un plan en dos etapas. En la primera etapa —llamada de “contención”— se gastarán US$8,715 millones; además de un esquema de préstamos con garantías para empresas, que se presenta con una inyección de liquidez del Banco Central de Reserva, por otros $8,715 millones. Para la segunda etapa —la “reactivación”— se anunciaron otros US$8,715 millones. Un total de US$26,145 millones que representa casi 12% del PBI.   

Los gobiernos de todo el mundo están tomando medidas económicas para contrarrestar el “apagón” que generan las medidas sanitarias que afectan el funcionamiento normal de la economía. Estas medidas están enfocadas en ayudar a familias y empresas. En general, consisten en inversiones en el sector salud, asignaciones monetarias, beneficios tributarios, facilidades crediticias y beneficios para los sectores más afectados.

Entre las medidas para beneficiar a las familias, Estados Unidos dispuso pagos de hasta US$ 3 mil a millones de familias americanas, la licencia por enfermedad y la licencia médica pagadas para quienes resulten infectados y la suspensión temporal de los pagos de préstamos estudiantiles federales y de los intereses de los préstamos estudiantiles (estos préstamos los otorga el gobierno).

En el Reino Unido, el gobierno dispondrá subvenciones para cubrir hasta el 80% de los salarios de los trabajadores que no puedan desempeñar sus funciones. Aproximadamente, se asignarán hasta US$ 3 mil por mes. Además, se apoyará a inquilinos a través de aumentos en los beneficios de vivienda y crédito universal.

En Alemania, se anunció un subsidio flexible de desempleo parcial y una nueva regulación de la jornada laboral.

En Chile, se garantizará el ingreso a los individuos que no puedan seguir trabajando desde su hogar. El gobierno chileno también asignó US$ 130 millones a un bono de Subsidio Único Familiar que beneficiará a 2 millones de personas sin trabajo formal; y creó un Fondo Solidario para emergencias sociales por caídas en ventas del micro comercio por US$ 100 millones.

En el Perú, se asignaron US$ 34 millones para bonos a favor del personal del sistema de salud pública; US$ 59 millones para atender las condiciones perjudiciales que puedan tener las personas por incapacidad temporal ; y para atender las necesidades de emergencia que puedan requerir los adultos mayores y las personas con discapacidad severa se asignaron US$ 12 millones. Adicionalmente, se realizará una transferencia a los municipios por US$ 59 millones para brindar ayuda a los ciudadanos, se autorizó el retiro de la CTS con un tope de US$ 706 y se suspendió el aporte obligatorio a las AFP por el mes de abril. Además, se otorgará un bono de US$ 112 a personas en condición de pobreza o pobreza extrema y para trabajadores independientes e informales. Para ello se asignó un presupuesto de aproximadamente US$ 434 millones.

El Estado también anunció un subsidio para el pago de planillas para trabajadores que ganen menos de US$ 442 (S/ 1,500), el monto total ascendería a cerca de US$ 177 millones.

¿Y qué se está haciendo por las empresas?

Para ayudar a las empresas a pasar el “apagón”, el Reino Unido anunció un paquete de aproximadamente US$ 425 mil millones destinado a préstamos y subsidios con el objetivo de que todas las empresas tengan acceso a efectivo para cumplir sus obligaciones. En ese sentido, se otorgará una subvención de hasta US$ 12,300 a las pequeñas empresas que cumplan con el plan de alivio de tarifas, US$ 30 mil para las empresas relacionadas con hotelería, y entre US$ 18 mil y US$ 63 mil para empresas vinculadas con el turismo y el comercio minorista. Además suspendieron los intereses del programa de préstamos por interrupción comercial durante doce meses.

Alemania anunció la concesión ilimitada de ayuda para liquidez de empresas a través de nuevas medidas extraordinarias.

Perú amplió la cobertura del fondo de créditos del Fondo Crecer y se otorgó US$ 29.2 millones para apoyar a las empresas exportadoras. Se destinaron US$ 88.2 millones para el fondo de apoyo empresarial MYPE, se reguló el trabajo remoto, la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) autorizó la flexibilización para el pago de deudas financieras y se transfirió a Essalud US$ 59 millones para subsidios por incapacidad temporal. Estas tres cifras suman US$ 174 millones aproximadamente.

En el ámbito impositivo, alrededor del mundo se postergaron fechas de pagos de impuestos y se brindaron facilidades a familias y empresas. De igual manera, Perú dispuso la prórroga de la declaración del impuesto a la renta por parte de las personas naturales y las micro, pequeñas y medianas empresas.

En el gráfico de la sección anterior se toman en cuenta también los estímulos fiscales para las empresas.

¿Qué medidas están tomando los bancos centrales?

Los bancos centrales alrededor del mundo se encuentran muy activos de cara a enfrentar los estragos que el COVID-19 está causando en la economía. Si bien los países están en distintas etapas del contagio, una característica común es que se están tomando diversas medidas para generar liquidez, reducir la volatilidad y brindar dinamismo a los mercados.

Los bancos centrales bajan las tasas de interés para que el dinero circule en el mercado ya que así hacen mucho más atractivo para la gente y las empresas endeudarse. La Reserva Federal de Estados Unidos bajó su tasa de interés a un nivel cercano a cero; al igual que The Bank Of England que, inicialmente, redujo la tasa de interés a 0.25% para después reducirla nuevamente hasta 0.1%; la tasa más baja en los 325 años de la historia del banco. Por otra parte, el Banco Central Europeo anunció que las tasas de interés de las principales operaciones de refinanciamiento y las tasas de interés de la línea de crédito marginal y depósitos se mantendrán en 0%, 0.25% y -0.5% respectivamente.

Si quieres saber más sobre las funciones de los bancos puedes ver el siguiente video:

Asimismo, la Reserva Federal anunció compras de bonos del Tesoro por US$ 500 mil millones y compras de títulos respaldados por hipotecas (MBS) por US$ 200 mil millones. The Bank Of England también aumentó su programa de compras hasta un total de aproximadamente US$ 784 mil millones. Por su parte, el Banco Central Europeo, anunció, inicialmente, compras por cerca de US$ 133 mil millones. Posteriormente, fue más agresivo y lanzó el Programa de Adquisición de Emergencia Pandémica (PEPP) que considera adquisiciones de valores del sector público y privado por US$ 827 mil millones hasta fines de 2020.

Para garantizar la liquidez en dólares en los mercados internacionales, la Reserva Federal mantiene swap lines —acuerdos entre bancos centrales para reducir la volatilidad de las monedas— con los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón, Europa y Suiza. Además, estableció swap lines temporales con bancos centrales de Australia, Brasil, Dinamarca, Corea del Sur, México, Noruega, Nueva Zelanda, Singapur y Suecia.

Adicionalmente se utilizaron los instrumentos disponibles para facilitar el acceso al crédito a bancos, empresas y familias, con la característica de una mayor flexibilización de requisitos y regulaciones.

En Perú, el Banco Central de Reserva (BCR) está tomando medidas similares a las descritas anteriormente. El BCR considera que la economía peruana cuenta con indicadores macroeconómicos favorables, un importante espacio fiscal —bajos niveles de déficit fiscal y deuda pública— y un sistema financiero sólido; lo que le permite evaluar un mayor abanico de medidas para mitigar los efectos del COVID-19.

En este contexto, el BCR ha decidido tomar las siguientes medidas:

1) Reducir la tasa de interés de referencia de 2.25% a 1.25%

2) Ampliar los límites semanales y el saldo a partir del cual se aplica encaje adicional a las operaciones pactadas de venta de moneda extranjera a cambio de moneda nacional con el objetivo de promover operaciones de coberturas cambiarias debido a la volatilidad financiera.

3) Realizar subastas de Repo de Monedas. Estos son préstamos hechos por el BCR a los bancos comerciales que se pueden pagar con otra moneda como colateral. Por ejemplo, el BCRP presta S/ 3 millones al banco X y este paga en dólares como colateral. El monto total asignado para las subastas de Repo de Monedas es S/ 400 millones a un plazo de un año, S/ 400 millones a plazo de dos años y S/ 500 millones a un plazo de 6 meses; con el fin de asegurar la liquidez del mercado interbancario y mantener la fluidez de las cadenas de pagos y de créditos. Convertido a dólares, el monto total que destinará el BCR a las subastas de Repo de Monedas es de US$ 383 millones.

4) Reducir las tasas de interés con el sistema financiero de depósitos overnight, de operaciones de reporte directa de títulos valores y de moneda, y de créditos de regulación monetaria. Todas en moneda nacional bajo la modalidad de ventanilla.

5) Además se han realizado swaps cambiarios en un contexto de alta volatilidad de tipo de cambio.

6) Inyectará $8,715 millones en un esquema de préstamos garantizados por el Ministerio de Economía y Finanzas.

La mayoría de bancos centrales en todo el mundo tiene objetivos comunes y están actuando en la misma línea. Se redujeron las tasas de interés, se flexibilizó el acceso al crédito, se tomaron medidas para reducir la volatilidad cambiaria y aumentaron las adquisiciones.

Resumen:

- La propagación del COVID-19 tiene un gran impacto en la economía global —se estima que el impacto del virus puede causar una contracción del 1% del PBI mundial— y los gobiernos están tomando medidas sin precedentes para proteger a familias y empresas.

- En el caso del Perú, el gobierno revisó las cifras del crecimiento del PBI a la baja pasando de un 4% a un 2% para el 2019 debido al impacto económico del virus.

- Países de todo el mundo han anunciado planes de estímulos fiscales entre los cuales destaca el de US$ 2 billones de Estados Unidos.

- En la región, Chile anunció un Plan Económico de Emergencia por US$11,750 millones que equivale a 4.7% de su PBI. Por el lado del Perú, el gobierno anunció un plan en dos etapas por un total de $26,145 millones que representa casi 12% del PBI.

- Los bancos centrales alrededor del mundo se encuentran muy activos y por lo general redujeron sus tasas de interés, se flexibilizó el acceso al crédito, se tomaron medidas para reducir la volatilidad cambiaria y aumentaron las adquisiciones. El BCR sigue la misma línea.

Por: Enterarse

Equipo de Investigación

Buscar más de


Mundo