La Edad Media se considera un tiempo oscuro, pero la caída del Imperio Romano de Occidente, que marca su inicio, en realidad fue más compleja.